17 jun. 2012

De e-agricultor a ciudadan@ digital

Mi carrera profesional desde el 2003 hasta la actualidad en el Departamento de Agricultura de la Generalitat de Catalunya, va necesariamente de la mano de las Tecnologías de la Información y de la Comunicación, TIC, y la generación de soluciones innovadoras para proveer de servicios a las zonas rurales de Catalunya, en las que la agricultura es uno de los principales vectores económicos.

En el 2003 el objetivo era claro: disminuir la brecha digital desde la creación de una comunidad virtual, RuralCat, que diera acceso a información y servicios técnicos online de calidad (avisos fitosanitarios por mail, móvil, web,... cálculo de necesidades de riego, de fertilización, modelización de plagas, formación online, crear comunidades de profesionales..), en su mayoría gratuitos, para la mejora de la actividad profesional agropecuaria.

En definitiva, apostar por el eagricultor y lo conseguimos!! Actualmente RuralCat cuenta com más de 18.000 usuarios inscritos de los que más del 50% son productores y, el resto, lo conforma de profesionales vinculados al sector agroalimentario catalán (incluídos centros de formación e investigación).

De mi participación como PM en RuralCat hasta finales del 2009 quisiera destacar dos aspectos que lo hacen referente en Europa y América Latina:

  • Implicación de todos los agentes en la definición y creación de servicios para la comunidad. Es decir en una misma mesa trabajando codo con codo agricultores, personal investigador, desarrolladores, administración.
  • Enfoque 2.0: desde su lanzamiento en el 2003 Ruralcat era definitivamente una apuesta disruptiva en relación a lo que se encontraba en internet en ese momento, es decir, webs planas, sin posibilidad de establecer interacción ni creación de contenidos con los usuari@s como sí lo permite RuralCat desde su nacimiento.
En futuros posts compararé la experiencia de RuralCat con otras iniciativas que han surgido a posteriori y en las que hemos tenido la oportunidad de participar como asesores, desde nuestra experiencia.

De RuralCat pasé a un nuevo proyecto en el que, de nuevo, los ejes de trabajo eran las TIC y el mundo rural catalán y cuyo objeto es, en este caso, acercar la administración electrónica al mundo rural desde la plataforma OVT (Oficina Virtual de Trámites).

Nuestro papel, en este macroproyecto que es la OVT, es poner a disposición de uno de nuestros principales targets (ciudadanía de zonas rurales con vinculación  a la agricultura) servicios corporativos como:

  • Introducción de la tramitación electrónica. Proyecto que se dirige tanto a personas físicas como jurídicas y que supone, previamente, un intenso trabajo interno de simplificación administrativa y de revisión de procesos de trabajo de las unidades que conforman el Departamento.
  • Introducció del servicio de Cita Previa en algunas de las oficinas comarcales del Departamento de Agricutura.
  • Introducción del servicio de Consultas, Quejas y Sugerencias, ahora en fase de análisis.

Al mismo tiempo y, de forma intensiva, proveemos al portal OVT de trámites que la ciudadanía puede llevar a cabo con el Departamento. Actualmente con 268 trámites informados, que supone aproximadamente el 20% del total.

Tras dos años en este proyecto puedo decir que vamos por buen camino aunque, si antes, en el caso de RuralCat, el factor a superar para garantizar el éxito del proyecto era que la gente accediera a internet, en este caso, el factor a superar es la falta de experiencia en cuanto a uso del certificado digital tanto por parte de la ciudadanía como por parte de las empresas, especialmente PIMES y microPIMES ubicadas en  zonas rurales.

Desde la perspectiva personal, la experiencia está siendo muy enriquecedora pues el enfoque y la relación a establecer con la ciudadanía es absolutamente diferente: no es lo mismo generar un portal de servicios técnicos y informativos para mejorar la actividad profesional, que potenciar una relación administrativa con la ciudadanía desde la nube para facilitar la tramitación de todo tipo de procedimientos administrativos incluídos los del ámbito agrario.

En este caso se trata de potenciar el componente de ciudadanía digital y, eso, en mi caso, implica cambiar el enfoque hacia las necesidades de la persona como ciudadan@ y no como profesional vinculado a la agroalimentación, vaya, de e-agricultor a ciudadanía digital.



No hay comentarios:

Publicar un comentario